Quemando calorías ¿Quemamos Grasa?

Se tiene la idea generalizada que entre más calorías quemes más vas a quemar grasa o bajar de peso. Pero esta afirmación no es del todo cierta. Revisemos porque.

Dependiendo de la intensidad de tu entrenamiento es de donde se obtendrá el combustible para accionar tu cuerpo. Digamos que entrenas muy intensamente durante unos cortos periodos de tiempo, el cuerpo se ver forzado a utilizar la glucosa como combustible ya que esta es de absorción rápida en el cuerpo. En cambio cuando tu entrenamiento es lento o moderado el cuerpo tiene tiempo para efectuar algo llamado lipolisis. Ahí es cuando entra la fase de quema real de grasa.

Lo recomendable es tener entrenamientos moderados cardio basculares y con pesas 3 veces a la semana. Obvio dentro de tus limitantes.

Quemar Grasa no es tan de inmediato.

La grasa se comienza a quemar en el punto en el que el cuerpo desgasta la glucosa normal del cuerpo y sin recurrir a las reservas empieza el proceso de lipolisis y gracias a una proteína llamada L-Carnitina esta puede ser transportada para su consumo en la célula. De ahí que consumir carne de res es esencial para bajar de peso ya que en ella encontraras los micronutrientes necesarios para la quema óptima de grasa. El proceso en el que entra la quema de grasa tarda unos 30 a 40 minutos de actividad leve o moderada según tu condición física.

De principio se recomienda hacer ejercicio en sesiones de 10 a 15 minutos para evitar sobre entrenamiento, yo sé que los ímpetus para bajar de peso están a la orden del día pero es mejor hacer un paso que nos permita durar varios días para así poder formar un hábito.

Cuando suba tu condición física tendrás sesiones de ejercicio hasta de una hora.

Entrenamiento con pesas para quema de grasa.

Se debe tener prioridad esencial en la cantidad de repeticiones (volumen) antes que el peso o intensidad del ejercicio.

Con esto permites la quema del glucógeno almacenado en el musculo a un ritmo paulatino en el que permites la absorción de las grasas como combustible que hay que mencionar son más lentos de procesar.

Además de que hacer ejercicios de alta intensidad requerirá de periodos de recuperación más largos y si eres muy desesperada terminaras teniendo una lesión o un sobre entrenamiento y esto podría propiciar a que pierdas tu rutina.

Para las personas que son sedentarias lo primero es crear las condiciones físicas necesarias para que el cuerpo pueda quemar grasa más eficientemente.

¿Qué pasa si entreno solo con sesiones de alta intensidad?

Con las sesiones de alta intensidad también se llega a perder grasa pero esto es a un nivel para personas ya más avanzadas que tengan un hábito y una disciplina de entrenamiento ya que conlleva riesgos de lesiones más importantes o sobre entrenamiento.

Cuando se entrena con alta intensidad se consume el glucógeno de una forma más rápida y no da tiempo al cuerpo de transformar la grasa en energía para que llegue a la célula  y podrías terminar un poco mareado si no estás acostumbrado. Y aunque hayas quemado la misma cantidad de calorías se podría decir que no perderás la misma cantidad de grasa. Por ello tienes que mantener un ritmo lento y estable.

Hay quienes defienden la hipótesis de que las sesiones HIIT que son sesiones de alta intensidad intermitentes permiten mantener el metabolismo acelerado durante más tiempo. Pero para las personas que son novatas esto a la larga conlleva problemas serios a nivel metabólico. Primero se tiene que crear el hábito y la disciplina porque no queremos propiciar un síndrome metabólico si el paciente que quiere bajar de peso llega a dejar la dieta, le causara un efecto rebote por el hambre excesiva que da el tener un metabolismo elevado. Algún día se tiene que llegar a ese punto, pero para nada en alguien que va empezando.

PRIMERO ENTRENA CON PESAS Y DESPUES EL CARDIO

Esto es lo más recomendable si lo que se busca es bajar de peso, ya que con el entrenamiento de pesas podrás eliminar todo el glucógeno y concentrarte en el cardio para la quema de grasa. Recuerda el cardio no significa que tienes que estar corriendo como loco, si no manteniendo una misma actividad lenta y constante durante un periodo de tiempo largo después de haber quemado el glucógeno para que entre en función la lipolisis y quemar grasa y no desfallecer.

Repetimos muy seguido esto porque es un punto que a muchas personas novatas no les termina por gustar y a fuerzas quieren seguir entrenando a un ritmo más rápido pensando que así aceleraran el proceso de bajar de peso ya sea porque se pusieron una meta muy próxima o están jugando carreritas de bajar de peso con algún amigo o amiga. No, lo más importante es crear un hábito saludable y que la pérdida de peso llegue por cuenta propia.

EVITA LAS PRENDAS PARA SUDAR

Sudar pensando que así bajas de peso es verdad , bajas de peso, pero peso en agua y no en grasa, en cuanto tomes agua nuevamente recuperaras el peso perdido, por consiguiente no estarás mas cerca de tus metas.

Y lo peor del caso es que este tipo de prendas incrementan el calor corporal a la hora del entrenamiento y solo conseguirás mal olor y sobre calentamiento en el cuerpo.

Lo ideal es entrenar con la ropa adecuada que te permita movilidad y desempeño. El cuerpo se encargara de quemar esa grasa.

CORRIGE TU RUTINA DE ENTRENAMIENTO GRADUALMENTE

Muchas personas sufren estancamientos a la hora de entrenar porque no actualizan su rutina conforme van bajando de peso dando pie a que se sientan que no avanzan.

Recordemos que el cuerpo humano es una maquina maravillosa que se adapta tan fácilmente que a las 4 semanas la rutina que tenías ya no sirve para nada.

Platica con tu entrenador o busca nuevos tipos de ejercicios tanto con pesas como de cardio y veras como vuelves a bajar de peso o sientes que el ejercicio hace mejor efecto.

CONVIERTETE EN UN MUSTAN 8 CILINDROS

Entendiendo como funciona la quema de calorías en el cuerpo estamos dando un paso hacia convertir tu cuerpo en una maquina eficiente para quemar combustible en lugar de tener ese motor tipo bochito ahorrador de gasolina. Esta analogía la hago para que entendamos que el cuerpo humano es tan adaptable que estamos luchando contra nuestra propia naturaleza. Los que somos gordos estamos adaptados para guardar energía para temporadas de hambruna. Somos sobrevivientes. Pero en una época como la actual donde la abundancia de alimento y de alimentos súper deliciosos somos gordos y obesos, con enfermedades.

Por ello hay que convertirnos poco a poco en un Mustang gastalón de gasolina.

Si te gusto el artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *